Con la llegada de abril toca hacer balance de lo que ha sido el primer trimestre del año en los mercados financieros, que han registrado un comportamiento muy distinto al que pudimos observar en el tramo final de 2018.

 

Tras un espectacular arranque de año, los mercados han mantenido su dinámica positiva, por lo que marzo se ha despedido con la mayoría de los índices de renta variable marcando niveles máximos del año y recuperando así los niveles de hace 6 meses. Durante esta primera parte de 2019 hemos podido observar cómo, poco a poco, algunos de los principales riesgos que preocupaban a los inversores en el anterior trimestre se han difuminado y el sentimiento de los inversores ha cambiado drásticamente, a pesar de que el escenario macroeconómico de cierta desaceleración económica no ha variado en exceso.

 

Por sectores, el trimestre termina con una dispersión de resultados no muy elevada, puesto que el movimiento de recuperación que hemos visto en los mercados de renta variable ha sido acompasado. No obstante, sí que hemos podido observar un mejor comportamiento relativo de los sectores más ligados al ciclo económico y que habían sufrido especialmente durante el último trimestre del año. Es el caso, por ejemplo, del sector tecnológico (21,68% en euros), industriales (16,24%) y energía (15,84%). Por el contrario, los sectores más defensivos, que habían logrado aguantar mejor durante las caídas, se han quedado algo más rezagados en este arranque del año, aunque también han mostrado avances significativos. En este caso, los sectores de sanidad, consumo básico y telecomunicaciones han cerrado el trimestre con subidas del orden del 10%.

 

Resultados del universo

 

En el universo de gestores hemos visto resultados mixtos. En líneas generales hemos podido ver una dispersión de resultados mucho mayor a la que pudimos observar durante los dos primeros meses de 2019.

 

Así, si analizamos el arranque del año, vemos que enero fue un mes muy positivo en términos de generación de alfa, algo que, sin embargo, se ha ido difuminando en los meses posteriores.

 

Marzo ha sido especialmente complicado para algunos gestores que, tras la recuperación tan fuerte y sostenida que hemos tenido en renta variable desde el inicio del año, han ido reduciendo el riesgo en sus carteras o adoptando una posición algo más defensiva.

 

Con todo, los sectores más cíclicos y orientados al crecimiento han vuelto a destacar, en detrimento de los sectores más defensivos, que se han quedado algo más rezagados. De esta forma, si miramos los resultados de los 130 vehículos que tenemos monitorizados actualmente, los productos que destacan en positivo son aquellos con estrategias que cuentan con un mayor peso en sectores tecnológicos, como ha sido el caso de Rural Tecnológico, que ha subido un 5,58% en marzo; Merchfondo que se ha revalorizado un 4,71% y, también, uno de los fondos que recientemente hemos incorporado a nuestro universo de gestores: Abante Biotech, que ha sumado un 4,48% en marzo y ya acumula una rentabilidad del 27% en lo que llevamos de año.

 

Además de esta incorporación, en marzo hemos dado la bienvenida a otros dos vehículos nuevos al universo de gestores: NAO Sustainable Europe y Tressis Cartera ECO30.

 

Análisis de los nuevos fondos

 

Abante Biotech: gestionado por Juan Martínez y Armando Cuesta, invierte, mayoritariamente, en compañías del sector biotecnológico y farmacéutico. Su universo de inversión abarca todo tipo de ubicaciones geográficas y capitalizaciones de mercado. Los gestores aplican un enfoque de inversión muy particular, basado en un análisis intensivo que incluye una due dilligence científica, gracias a la experiencia que aporta Cuesta en el campo de la medicina e investigación, y una parte financiera a través del análisis fundamental que aplica Juan Martínez, que cuenta con una larga experiencia en el mundo de banca de inversión.

 

NAO Sustainable Europe: gestionado por Pablo Cano Escoriaza en la gestora NAO, de reciente creación. El fondo busca inversiones que puedan crear valor de forma estable y que se encuentren infravaloradas. De esta forma, a través de un exhaustivo proceso de análisis, el equipo gestor intenta unir criterios de sostenibilidad con criterios puramente financieros.

 

Tressis Cartera ECO30: es el primer fondo de inversión asesorado por un medio de comunicación en España. Su objetivo es invertir en 30 valores de renta variable internacional de forma equiponderada, incluidos en la cesta de valores Eco30, publicada por el diario El Economista, con un objetivo de rotación muy bajo.

 

Aquí podéis descargar los datos del universo.