Francia: ¿la tercera sorpresa?

Igual que el mejor prestidigitador, el mercado parece haberse puesto en el papel y nos va concatenando sorpresa tras sorpresa. Primero el Brexit, luego Trump y todo parece apuntar que el próximo número será este fin de semana con las elecciones francesas.

¿Qué se juega en Francia?

En Francia tenemos elecciones a la presidencia. A diferencia de España, en Francia se vota dos veces lo mismo. Una primera vez, llamada primera vuelta, donde están todos los candidatos y una segunda vez, llamada segunda vuelta, donde tan solo puede votarse a los dos candidatos que han logrado más voto en la primera vuelta. El resultado de la segunda votación será quien presida Francia.

Pues bien, en la carrera en la primera vuelta tenemos a:

Macron (liberal)
Fillon (conservador)
Hamon (socialista)
Le Pen (extrema derecha – anti Europa)
Mélenchon (extrema izquierda – anti Europa)

El resultado está muy abierto, especialmente cuando el 30% de los votantes no ha presentado su predilección para el domingo y del 70% restante, el 25% dice que vota a uno pero no está del todo seguro.

Pero las elecciones en Francia no terminan con las presidenciales. En junio hay votación al parlamento que permitirá dar o quitar libertad a su presidente. La principal diferencia entre las elecciones presidenciales (ahora) y las del parlamento (en junio) es que en estas últimas pasan a segunda vuelta los candidatos que logran más del 12,5% de los votos en la primera. En cambio en las presidenciales tan solo pasan a segunda vuelta los dos más votados. Luego todo apunta a que el parlamento dejará de estar representado por el oligopolio izquierda-derecha.

¿Cuál sería la sorpresa?

Pues que a segunda vuelta fueran los dos extremistas, Le Pen y Mélenchon. Ya que ambos han dicho públicamente que dejarían Europa. El papel todo lo aguanta.

Igual que la caída de una piedra en un lago en calma, el efecto se trasladaría a su alrededor. Recordemos que Francia es uno de los socios fundadores de la actual Europa y que ahora decida irse resquebrajaría sus pilares.

Pero si las elecciones francesas nos están diciendo algo es que en intención de voto, alrededor del 50% de los franceses se decanta hacia partidos no europeístas. Desconocemos si esto es un factor aislado o si irá a más, si el atentado de ayer jueves tendrá un efecto en intención de voto, pero tengan por seguro que lo seguiremos de cerca.

¿Y cuál será la siguiente sorpresa?

Si lo supiésemos no sería una sorpresa. Pero todo apunta a que ésta provenga de Siria o Corea del Norte.

¿Qué hemos hecho?

Realizar inversiones por si se genera un escenario u otro es muy peligroso. Es igual que ir al casino y hacer una apuesta al rojo o al negro. Lo que sí hemos hecho ha sido analizar los posibles escenarios y su impacto. Gracias a ello podremos tomar decisiones premeditadas en lugar de decisiones improvisadas.

Como nos gusta explicar, en Solventis miramos los fundamentales de los negocios y de nuestras inversiones. Actuando a medida que se dan los acontecimientos y siempre teniendo cura de sus ahorros en momentos bajistas y dándoles potencial en momentos alcistas. Pero nunca tomamos decisiones desde el desconocimiento, sino desde el rigor.

 

De nuevo muchas gracias por su confianza, que es nuestro bien más preciado.

 

Un saludo,

 

 

Equipo de gestión

21 de abril de 2017