Este mes de marzo estaba destinado a ser una cita histórica dentro del seno de la Unión Europea. Tras más de 40 años de relación, el Reino Unido había decidido abandonar la Europa de los 28, firmando su despedida el día 29 de este mismo mes. Sin embargo, nada sucedió aquel día. Todas las hipótesis y escenarios que barajaron gran cantidad de expertos durante casi tres años, quedaron en papel mojado.

 

Todo ello nos recuerda lo complicado que es anticipar no solo el resultado de algo sino el momento en el que se va a producir. Por esta razón, nuestro análisis no se basa en adivinar lo que harán las compañías dentro de un año o de dos, sino en estimar un escenario normalizado a lo largo del ciclo económico. De ahí que en Solventis Eos hemos acuñado una frase que dice “nosotros estimamos el margen de seguridad o potencial de una empresa, pero será el mercado quien determine la TAE”.

 

Sirvan como ejemplo las empresas dedicadas al transporte marítimo de gas propano y butano: BW LPG y Avance Gas. Nosotros tenemos una tesis de inversión muy clara en este sector, tal y como hemos explicado en anteriores cartas. Si bien el mercado no nos daba la razón, ya que desde que realizamos nuestra primera inversión sus cotizaciones habían caído más de un 30%. Aprovechamos esas bajadas para comprar más acciones, especialmente de BW LPG, debido a la convicción que atesorábamos en dicha tesis. Pues bien, después de esta travesía por el desierto y en apenas un mes, ambas empresas han subido más de un 40% y un 70% respectivamente. ¿Somos mejores ahora que antes? La respuesta es no, simplemente los fletes han comenzado a repuntar y nuestro escenario normalizado está cada vez más cerca.

 

Otra tesis que hemos explicado en numerosas ocasiones ha sido la del cobre. Para seguir leyendo y consultar la carta completa pulse AQUÍ.