En el primer semestre del año se ha producido un rally en las bolsas que algunos se han atrevido a bautizar como el menos querido de la historia, ya que, pese a las subidas, el poco dinero que ha entrado en fondos de inversión este año se ha canalizado hacia los productos que invierten en renta fija y ha huido de aquellos que lo hacen en renta variable. Con el apoyo de unos parqués que en el primer semestre del año se anotaron ganancias de doble dígito, con la salvedad de España, Tressis Cartera Eco30, el fondo de renta variable global asesorado por elEconomista y aprobado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en octubre del año pasado, ha logrado cerrar junio con una rentabilidad del 14,68%, que le sitúa como el sexto vehículo más rentable de su categoría, la