Parece que se están resolviendo los problemas que veníamos arrastrando durante un largo periodo: el brexit y la guerra comercial. Esto hace que podamos afrontar con mayor tranquilidad el final del año y el comienzo del 2020, aunque todavía hay detalles por pulir.