El flujo de datos macroeconómicos nos permite descartar cada vez más un escenario de recesión económica y mantener el escenario base de una pérdida de momentum. Empecemos con los resultados:

La rentabilidad del fondo Adriza Neutral ya se encuentra de nuevo en la zona del 7% este año. A ello está contribuyendo de forma relevante la buena marcha de los mercados de renta variable, que suben este año a ritmos superiores al 10% en Europa y Estados Unidos, respectivamente. Así, este tipo de activos está aportando algo más de tres cuartas partes al incremento de valor de la cartera. La volatilidad a un año de ésta, pese al incremento medio de los últimos meses, se ha reducido en aproximadamente 0,25 puntos porcentuales desde entonces, hasta 6,25%.

Tras el deterioro de los datos de PMI en la eurozona, la semana pasada se conocieron buenos datos del IFO en Alemania, lo que dio al mercado licencia para recuperar niveles perdidos por la decepción inesperada de los primeros. Adicionalmente, otro de los catalizadores que reforzaron el buen tono de la semana pasada, fundamentalmente en lo relativo al sector bancario, fue la intención por parte del Banco Central Europeo (BCE) de relajar el tipo de interés de referencia negativo aplicado a los depósitos de los bancos comerciales en el BCE. Una medida cuyos detalles no son aún conocidos y, por tanto, su intensidad, pero sobre la que Peter Praet, miembro del Comité Ejecutivo, declaró que una medida de este tipo merecía ser tratada con el rigor de un caso de política monetaria; palabras que, en nuestra opinión, contribuyeron a reforzar la intención de la institución monetaria de frenar el deterioro de márgenes que los bancos están experimentando.

La semana actual comienza manteniendo la fortaleza con la que finalizó la anterior, reforzada además con los buenos datos de PMI manufacturero en China. Nuestra exposición a renta variable se encuentra ligeramente por debajo del 40%. De esta, el 28% se encuentra geográficamente localizada en Estados Unidos y casi el 63% en Europa.

Recuerden: si las letras del Tesoro ofrecen rentabilidades negativas, no hay retorno sin riesgo y, como siempre, “Tengan cuidado ahí fuera”.

 

Rafael Peña Gorospe
Gestor de Adriza Neutral