Después de un mal mes de mayo parece que junio empieza con un ánimo distinto, a pesar de que la incertidumbre sigue presente en los mercados.