Un buen comportamiento de los activos de riesgo gracias a los mensajes de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo.