Dejamos atrás un mes de mayo terrible para los activos de riesgo donde los inversores han buscado refugio en los bonos.