Continúa la incertidumbre en los mercados por el brexit y por la guerra comercial. Estos dos eventos no favorecen a nadie y perjudican a todos.