uNews

Kaloxa CMO en Finect. Periodista financiero. Me encantan las finanzas del comportamiento

Crisis de deuda periférica: ¿como frenar el contagio?


Escrito 24 Nov 10
?ltimamente estamos asistiendo a unas clases de "geografía" bastante curiosas. Se oye por todas partes frases como éstas: "Grecia no es Islandia; Irlanda no es Grecia; Portugal no es Irlanda, España no es Irlanda"... Y e incluso quien dice que sí lo es. No quiero entrar en este post en analizar quién tiene razón, sino en ver cómo se está produciendo el contagio porque pasamos de estar en una situación de relativa tranquilidad a vernos envueltos en un azote de desconfianza internacional. ¿Cómo se produce este contagio? ¿Qué la genera? [caption id="attachment_3559" align="aligncenter" width="636" caption="El bono a diez años se ha disparado en las últimas sesiones y hoy supera el 5%"] [/caption] La realidad es que el aumento del riesgo país en España se ha producido a raíz del estallido de la situación en Irlanda. No ha habido gran cambio en España en el terreno estadístico, no han salido datos demasiado negativos adicionales a los ya conocidos... Sin embargo, de pronto hemos visto una gran escalada. Parece evidente que el contagio se está produciendo por la vía de los inversores, de los mercados. De pronto, empieza a aumentar el diferencial de riesgo, el rendimiento del bono se dispara, las bolsas empiezan a caer... Las caídas generan comentarios, que retroalimentan nuevas ventas y va tomando fórmula en un peligroso circulo vicioso, que se va agrandando como una bola de nieve cayendo. El auténtico reto es cómo frenar esta tendencia negativa. Y la única experiencia de éxito en esta crisis (no me refiero a sí han sido buenas o malas para la economía, sino para frenar la espiral) han sido las medidas del Tesoro y la Reserva Federal, con sus medidas de compras de activos dudosos  y sus planes de Quantitative Easing. ¿Podemos ver algo parecido en Europa? Parece francamente difícil. Al contrario que en EEUU, en Europa es tremendamente complicado tomar una decisión firme entre todas las partes. Demasiados países con situaciones tremendamente complicadas. Justo cuando la tensión es mayor, de hecho, se está percibiendo la mayor diferencia entre Alemania y los países en problemas. Y severas críticas a los países más endeudados. Si no se percibe una postura común, una visión fuerte por parte de Europa, la única voz que se escucha es el eco de las caídas en los mercados. Nadie la contrarresta. Y menos ahora que estamos en una situación electoral en España, en la que las estrategias de los partidos evitan relacionarse con determinadas realidades complícadas. En fin, ¿Qué os parece? ¿Qué se puede hacer para frenar este contagio?

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nadie ha comentado aún. ¡Sé tú el primero!