uNews

Kaloxa CMO en Finect. Periodista financiero. Me encantan las finanzas del comportamiento

Muy pocos atrapados en bonos de Lehman Brothers dan la cara


Escrito 2 Oct 08
Como me temía , ayer hubo una participación muy reducida en la concentración que una plataforma de inversores atrapados en bonos estructurados emitidos por Lehman Brothers realizó ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Según cuenta Tomas Monge en elEconomista, la cifra estuvo entre 20 y 25 afectados . Y en Barcelona incluso se suspendió la convocatoria.

La realidad es que la movilización ha sido muy escasa, sobre todo comparada con las movilizaciones de 400 ciudadanos que el domingo pasado (por segunda ocasión) se manifestaron de similar manera en Hong Kong. Además, según leo en la web de esta plataforma, hubo un problema de organización y algunos inversores se habían ido a un lugar distinto por error. Los que estuvieron en la CNMV entregaron allí 150 firmas . El resultado de esta convocatoria resulta decepcionante. ¿Las causas? Hay que tener en cuenta que muchos de los inversores en estos productos tienen altos patrimonios y no quieren que se les vea al frente de una manifestación. Llevan sus reclamaciones por otros cauces más confidenciales, y con abogados ya contratados, como los que parecen estar siguiendo desde esta asociación . Además, desde el punto de vista de organización, no ayudaba que el encuentro fuera un día laborable a media mañana. Desde el punto de vista del ciberactivismo financiero creo que se pueden sacar varias conclusiones. a) La web 2.0 demuestra ser una herramienta muy válida para crear redes de usuarios que se sienten perjudicados por una misma causa. b) La espontaneidad que impregna este tipo de iniciativas tiene un alto valor, ya que le dota de autenticidad a las asociaciones. c) La espontaneidad también tiene su lado negativo: puede provocar errores como no informar con claridad de las acciones a emprender, o de los lugares de concentración, o proponer actuaciones en fechas y horas en las que la mayoría de afectados no puede participar d) El ciberactivismo financiero es capaz de saltar a los medios, a pesar de contar con pocos miembros activos y que den la cara. Gracias al poder de dispersión del mensaje de Internet, los afectados han aparecido (que yo sepa) en periódicos financieros, en diarios gratuitos, en informativos televisivos... e) Las entidades financieras se enfrentan a una nueva realidad: han perdido el control de la información. Saben que lo que se dice de ellas en la red es importante, pero no saben cómo actuar. En fin, estas son mis conclusiones. Estaré encantado de leer y comentar las vuestras.

Comentarios (0)