De nuevo, la semana pasada se ha saldado con caídas en las bolsas debido a la falta de fortaleza del mercado. En Europa, las aperturas eran alcistas, pero a lo largo de la sesión volvían los números rojos. El miércoles hubo un rebote, que junto con el cierre positivo del viernes permite alejarse ligeramente de los nuevos mínimos anuales.

En Estados Unidos las caídas fueron más pronunciadas debido a los rumores de falta de acuerdo comercial con China y el Nasdaq es el único índice que por poco se mantiene en positivo en 2018.
En renta fija la deuda pública bajaba su rentabilidad al servir de refugio frente a la caída de las bolsas, y la deuda corporativa volvía a caer ya que seguían abriéndose los diferenciales de crédito.


Por último, en el mercado de divisas el euro se mostraba débil y se dejaba entre un 0,55% y un 0,92% frente a las principales monedas.
 
Para la semana que empieza los principales datos macroeconómicos van a ser: el índice manufacturero de la FED de Dallas de noviembre y el índice de confianza de la Conference Board también de noviembre en Estados Unidos, la confianza del consumidor de noviembre en Francia, el índice GFK de clima de consumo de diciembre, el PIB del tercer trimestre y beneficios empresariales del mismo periodo en Estados Unidos, el IPC adelantado de noviembre en la zona euro, Alemania, Italia y España, el PIB del tercer trimestre en Francia, las ventas minoristas y el desempleo de octubre en Japón, la tasa de desempleo de octubre en la zona euro y el PMI manufacturero y no manufacturero de noviembre en China.

En otro orden de cosas Mario Draghi habla ante el parlamente europeo y el fin de semana se celebra la cumbre del G20, en la que habrá un encuentro al más alto nivel entre Estados Unidos y China.

LEER MÁS