Los números rojos han empañado una vez más los índices bursátiles tras una semana del tipo "montaña rusa" que se ha movido principalmente por temas políticos, predominando la guerra comercial de Trump frente a otros países y empresas americanas que decidan fabricar fuera, aunque se han visto atemperados por la decisión de permitir invertir a China en tecnológicas con restricciones o por el acuerdo de mínimos de inmigración en la Unión Europea. Se cierra así un trimestre negativo para la mayoría de las bolsas, con descensos superiores al 3% e incluso al 4%.

En renta fija, la deuda de gobierno ha vuelto a servir de refugio y baja su rentabilidad, mientras que los bonos corporativos vuelven a sufrir después de un significativo aumento de los diferenciales de crédito. Por último, en el mercado de divisas el euro se sigue recuperando y se revaloriza frente a las principales monedas.

Para la semana que empieza los principales datos macroeconómicos van a ser la tasa de paro de mayo de la eurozona, el PMI manufacturero de junio de la zona euro y de países como Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia y España, el ISM manufacturero de junio en Estados Unidos, el paro registrado de junio en España, las ventas minoristas de mayo en la zona euro, los pedidos industriales y de fábrica de mayo en Estados Unidos, el PMI del sector servicios y compuesto en la zona euro y en Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España, el PMI del sector servicios de junio y el ISM no manufacturero de junio en Estados Unidos, la balanza comercial de mayo en Estados Unidos y Francia y el dato de paro de junio en Estados Unidos.

A destacar que Wall Street funcionará a medio gas, ya que el martes estará cerrada la bolsa media sesión y el miércoles el día entero por la festividad del 4 de julio.

Sigue leyendo nuestra "Lupa de los mercados" aquí: