Hay que ser nobles y tener fuertes principios deontológicos. Ahora bien, a la hora de defender el dinero de nuestros coinversores, es necesario defenderlo a ultranza. Por eso, nuestras posiciones son muy defensivas e invertimos en compañías generadoras de caja.