La última semana del mes ha sido positiva en la renta variable europea, sobre todo por la intervención del presidente de la FED, que ofrecía un tono de mayor tranquilidad en cuanto al calendario de subidas de tipos. Sin embargo, en Estados Unidos se produjeron importantes subidas de última hora gracias al posible acuerdo comercial entre China y Estados Unidos en la reunión del G20. De esta forma, el mes termina con ligeras subidas en los índices americanos y periféricos europeos y descensos algo más significativos en el resto de índices. En renta fija sigue disminuyendo la rentabilidad de la deuda de gobierno, mientras que caen los precios de los bonos corporativos al continuar el aumento de los diferenciales de crédito. En el mercado de divisas pocas novedades, con el dólar siendo la moneda más fuerte, seguida del euro, pero con pequeñas variaciones.

 

Sigue leyendo nuestra newsletter.