Semana intensa en la que se ha tocado fondo

La semana pasada continuó como había finalizado la anterior, con dificultades para formar gobierno en Italia y con la moción de censura abierta en España. Las bolsas caían de manera importante, lideradas por las periféricas, que veían cómo la rentabilidad de sus bonos se disparaba, especialmente en el caso italiano.


Además, se unía la decisión de la administración Trump de imponer aranceles a la UE, Canadá y Méjico. A partir del miércoles, la cosa cambió, primero con el mantenimiento de los diferenciales en la deuda pública y el fin de la caída de las bolsas y luego con la recuperación de ambas.


Sin embargo, el saldo semanal ha sido negativo en Europa, tanto para la renta variable como para la fija, no así en Estados Unidos, donde la festividad del lunes y el buen dato de paro han ayudado a los números verdes.


En cuanto a la divisa, parece que por fin se ha parado la caída del euro, al menos frente al dólar y el yen, las monedas que más se han revalorizado este año.

Para la semana que empieza, los principales datos macroeconómicos van a ser el paro registrado de mayo en España, los pedidos de bienes duraderos de abril en Estados Unidos, las ventas minoristas de abril en la eurozona, el PMI del sector servicios de mayo en la zona euro, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia y España, el PMI del sector servicios y el ISM no manufacturero de mayo en Estados Unidos, la balanza comercial de abril, también en Estados Unidos, el PIB del primer trimestre de la zona euro y de Japón, la balanza comercial de abril en Alemania, la producción industrial de abril en Francia y la balanza comercial de mayo en China.

Sigue leyendo nuestra Lupa de los mercados aquí

¡Síguenos en Finect aquí!