Carl Vermassen, gestor de cartera senior, Vontobel Asset Management

- Los mercados esperan que el presidente indonesio Joko Widodo sea reelegido el 17 de abril

- No se esperan movimientos significativos del mercado a menos que la victoria se produzca por un margen superior al 7% que experimentó en 2014, lo que reforzaría los mercados financieros indonesios 

- Los bonos emitidos en moneda local podrían subir 25 puntos básicos. La rupia indonesia podría superar el máximo desde principios de año en 13.900 unidades frente al dólar estadounidense debido a que los inversores están liquidando sus coberturas de divisas, un proceso que ya está en marcha.

Mañana, 17 de abril de 2019, será una importante jornada democrática en Indonesia. Más de 240.000 candidatos se presentan a más de 20.000 cargos ante más de 190 millones de votantes. Cada elector recibirá cinco papeletas, no sólo para los cargos de Presidente y Vicepresidente, sino también para la Cámara Baja (DPR), el Consejo de Representantes Regionales y los consejos provinciales y municipales locales. La mayor parte de la atención se centra en las elecciones legislativas y presidenciales.

Estas últimas enfrentan al actual presidente indonesio Joko Widodo, conocido como Jokowi, contra el ex general Prabowo Subianto por una legislatura de cinco años, entre 2019 y 2024. La elección es una repetición del escenario electoral de 2014, en la que Jokowi derrotó a Prabowo. 

En las elecciones legislativas, tanto Prabowo como el partido de Jokowi tendrán un buen resultado, lo que centrará aún más la atención en la carrera hacia la presidencia.

Las últimas encuestas dan a Jokowi una ventaja del 18%, dentro de una masa electoral en la que tan sólo un 7% de los votantes se muestran indecisos.  Si bien existen algunas pequeñas muestras de que la campaña de Prabowo ha cobrado un fuerte impulso en el último minuto en las zonas urbanas, el escenario central sigue siendo que Jokowi logrará una victoria cómoda, pero no aplastante.

Los mercados están anticipando un triunfo moderado de Jokowi por lo que, en caso de producirse, la reacción será moderada. Los bonos locales y las divisas podrían recuperarse un poco, pero no se esperan grandes cambios. 

La situación podría ser diferente si Jokowi pudiera superar a su oponente de forma más contundente que en 2014, cuando ganó por un margen del 7%. Una clara victoria alimentaría las expectativas de que los mercados experimentaran una fuerte reacción, lo que daría como resultado un claro repunte de 25 puntos básicos sobre los bonos soberanos emitidos en moneda local y la rupia indonesia, superando el máximo desde principios de año en 13.900 unidades frente al dólar estadounidense. El principal impulsor de la divisa es la rápida cancelación de las coberturas por parte de los participantes en el mercado, que parecen estar más preocupados por los beneficios a corto plazo y menos por la balanza por cuenta corriente a largo plazo del país y por la intervención del Banco de Indonesia contra la excesiva fortaleza de la divisa.

Una victoria por estrecho margen, inferior al 3%, haría que la situación fuese mucho más complicada: Prabowo ha indicado antes que impugnará el resultado de las elecciones si la diferencia es demasiado pequeña. Esto significa que no se puede excluir cierta violencia postelectoral.  

Si inesperadamente Prabowo ganara con mayoría absoluta, la reacción en los mercados sería claramente negativa. Los bonos en moneda local se venderían de forma agresiva, lo que probablemente elevaría la rentabilidad entre 40 y 65 puntos básicos, debido a que los inversores internacionales reducirían su moderada posición de sobrepondación en esta clase de activos. Si bien el cambio de divisas también sería débil, probablemente sea justo esperar una intervención del Banco de Indonesia en torno a las 14.500-14.600 rupias. 

Información legal importante:

Esta es la opinión personal del autor y no refleja necesariamente la opinión de Vontobel Asset Management.