Telefónica anuncia medidas excepcionales para proteger a la compañia en las actuales condiciones del mercado, para lo que aplicará una suspensión temporal del Dividendo y del programa de recompra de acciones de 2012, incluyendo los pagos en efectivo y el scrip dividend de noviembre de 2012. También hará reducción de las retribuciones de Consejeros y Directivos.