El riesgo de una sacudida bursátil y financiera en las próximas semanas o meses dominó la reunión en Dublín el pasado viernes y sábado del consejo de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin), cita que se preveía tranquila y terminó con graves tensiones entre los socios. Los ministros constataron con preocupación que el desguace del sector financiero de Chipre ha dañado la imagen de la banca europea. En particular, la de los llamados países vulnerables, entre los que figura España. Pero no solo: la amenaza se extiende al resto del la zona euro (CD23)