MiFID II está a la vuelta de la esquina y traerá importantes novedades a las actividades de asesoramiento y comercialización de productos financieros, dando cabida a distintos modelos de negocio –con diferentes requisitos-, lo que obligará a las entidades y a los profesionales del sector a re-definirse y a elegir lo que quieren ser y con quién quieren trabajar en esta nueva etapa. Son algunas de las conclusiones que recoge Funds Society  y a las que se llegó en el marco del evento de agentes financieros organizado por iiR España, con la participación de  Andbank.

En este contexto, el agente financiero –foco de debate en el evento de iiR- tendrá que decidir si está cómodo con el modelo que defina la entidad con la que trabaja o si optará por moverse a otra entidad, o incluso transformarse en otra figura, como puede ser la EAFI. “Hay que poner orden y los agentes debemos apostar por la entidades que apuesten por nosotros”, explicó María Jesús Soto, agente de Banca Privada de Andbank. Todo dependerá, en su opinión, de la situación de cada agente, la tipología y saldos de sus clientes, el planteamiento de su futuro y un análisis de impacto de sus decisiones. En función de eso, tendrán que decidir si mantener su entidad o cambiarla, “tendrán que bucear en el mercado y tomar decisiones”. “Habrá que transformar el negocio pero si no somos capaces de hacer cambios no deberíamos estar en este mercado. Hemos de estar preparados para adaptarnos y no tener miedo, con voluntad y convicción de que vamos a tener éxito y contamos con el apoyo de la entidad a la que representamos”, añade.

Accede a la noticia completa en Funds Society