Al final será el FMI el que tenga la voz cantante  en las siguientes operaciones de rescate a los países del euro con problemas de deuda soberana. Acudir al Fondo será considerado como un "default" en regla para los mercados, pero es lo más ortodoxo.

La Europa de Merkel y Sarkozy ha demostrado ser incapaz de resolver la crisis de deuda soberana. Tardaron un año en arbitrar el rescate de Grecia. Un año en reunir los fondos. Un año diciendo que eurobonos sí y eurobonos no. No es de extrañar que el "viejo zorro"Monti se haya dirigido directamente al FMI después de comprobar la diletancia del "Eje". En realidad habría que pedir explicaciones al presidente francés y a la canciller alemana por haberse opuesto desde el primer momento a que fuese el FMI el que interviniese.

Artículo completo en finanzas.com >>>