(Advisor)

ESPAÑA.

las Socimis no tienen ni un piso


Escrito 17 Mar

 Los últimos debut inmobiliarios en Bolsa, los del Grupo Lar en forma de Socimi, y el de Hispania como sociedad normal, han llegado con las carteras vacías de activos inmobiliarios. Tan sólo compromisos de inversión que acometerán con lo captado en Bolsa y que tendrán a la Sareb entre sus principales suministradores.

Ambas compañías se han comprometido ante los órganos reguladores y ante los inversores a ir nutriendo su patrimonio de activos inmobiliarios. Pero por ahora, es solo una promesa.
 El caso de Hispania,  que debutó el pasado viernes en la bolsa y se convirtió en la segunda empresa que sale a bolsa en lo que va de año, colocó en el mercado 500 millones de euros con los que pretende ir creando una cartera de activos inmobiliarios de alta calidad a partir de inversiones en propiedades de uso residencial, oficinas y hoteles de España y, en una segunda fase residencias para estudiantes.
 La estrategia de inversión inicial de Hispania consiste en ir comprando durante los tres primeros años y desinvertir en los tres años siguientes.
El objetivo último es generar rentabilidad sobre el capital invertido aprovechando las oportunidades de inversión que surjan en el mercado inmobiliario español. Entre ellas, consideran que pueden encontrar esas oportunidades en los activos que venderá la Sareb y las entidades financieras.
Estrategia muy parecida a la de la socimi del Grupo Lar que ha debutado también en bolsa este año. El objetivo que tiene esta socimi es invertir con los 400 millones captados entre los inversores en activos terciarios de alta calidad con problemas y deficiencias de gestión en España y aprovechar su flujo de caja y su revalorización.
Según palabras del consejero delegado de Lar, Luis Pereda, el objetivo es alcanzar una rentabilidad anual del 12% a través una inversión en oficinas en Madrid y Barcelona, centros comerciales, inmuebles industriales y residenciales. Una vez levantada la financiación, la hoja de ruta contempla un calendario para la compra de activos que durará entre 18 meses y dos años. “Ya se han iniciado, manifestó Pereda, contactos con diferentes fuentes como Sareb, entidades financieras, compañías industriales que quieren deshacerse de activos y particulares que ahora empiezan a ver movimientos y les apetece vender”.
Las primeras Socimi que se estrenaron en el MAB, sí que tenían carteras con activos inmobiliarios.
En el caso de Entrecampos, que se constituyó en 2004 como integración de varias compañías de un grupo familiar, dispone de un patrimonio compuesto de viviendas, locales y oficinas en alquiler en España y Alemania.
Promorent, dedicada a la compra y promoción inmobiliaria cuenta con un patrimonio concentrado en viviendas, completado por locales comerciales y terrenos urbanizables.
 
¿Veis fiable comprar acciones de estas socimis vacías de patrimonio?
 

Comentarios