Ayer el SP 500 cerraba en el 1068 con un cierre bastante negativo tras un intento de rebote fallido, señal bastante negativa para los mercados por la incapacidad del mercado norteamericano de cerrar en positivo.

Pero sorpresa para todos, esta mañana nos despertamos con un rebote en los futuros del SP 500 de 20 puntos lo que ha supuesto que las bolsas europeas abrieran directamente en positivo, cuando lo normal es que lo hubieran hecho con significativas perdidas.

¿Estamos ante un rebote normal de los futuros del SP500 o ante cierto rescate del mercado para evitar rotura de soportes importantes como es perder los mínimos de febrero y con ello evitar males mayores?

Pues tiene toda la pinta de esto segundo. Parece que no hay interés por que la sangre llegue al río y puede que de momento lo consigan, siendo esto una buena señal para los alcistas, dando una muestra de que posiblemente hayamos capitulado y vivamos un rebote en los mercados, que ya veremos lo que dura.