El petroleo está pasando por una de las peores rachas de su historia y puede terminar siendo la peor de todas. La falta de consenso en la OPEP, sumado a los nuevos formatos de obtención de petróleo y gas están causando un autentico terremoto en el mercado de materias primas.

  

  

 Wall Street se está resintiendo bastante por las bruscas caídas del petóleo y habrá que vigilar de cerca los mínimos de este año y de 2009 porque en el caso de romperlos podría llegar incluso a los 17 a los que llegó a principios de este siglo sin tener claras las consecuancias que podría tener eso en gran cantidad de países y empresas que habían hecho importantes planes y endeudamientos pensando en un petroleo nunca por debajo de 80 dólares. Quizá sea demasiada caída adicional sin importantes rebotes por el camino, pero algunos están intentando hacer lo posible por expulsar del mercado a los nuevos productores de fracking o shale gas y este tiipo de guerras de precios no se sabe como pueden terminar.

 Los niveles de sobreventa son los mayores desde 1986 por lo que no sería de extrañar cierto rebote intermedio.