Leía esta mañana en Bloomberg que este domingo anunciaba el presidente de Islandia, Olafur R Grimsson, que someterá a referéndum el retorno de 5 billones de dólares en depósitos que se adeudan a Reino Unido y Holanda. Esta deuda proviene de la suspensión de pagos del banco islandés Landsbanki durante la tormenta financiera de 2008 hasta la fecha. Las opciones están claras: 

Default: el país puede empezar de cero sin el riesgo de sus bancos. Permite el crecimiento a corto plazo. La imagen de país queda dañada por muchos años y los seguros de riesgo bien seguro que tendrán que subir. 

No default: Se carga en la economía real el peso extraordinario de un negocio bancario privado. Se socializan las pérdidas y se pone en riesgo la recuperación económica pero la imagen de país responsable permanece.

Supongo que se resumiría en lo de "más vale ponerse una vez colorado que ciento amarillo".

Dejando de lado lo injusto que es que el pueblo islandés tuviese que soportar el peso de los excesos del sector privado, qué opináis? El daño a la imagen del país compensa la menor carga de deuda que dejará de asumirse? 

Por otra parte, debe ser el pueblo que tome la decisión? No se estará abriendo la veda para que la economía se modele a golpe de encuesta?