Releyendo algunos posts de Unience veo que la cuestión de China suscita posiciones encontradas.Desde los que creemos que se está generando una burbuja de dimensiones desproporcionadas a los que consideran que China está en su primera fase de desarrollo y aún le queda un gran tramo de crecimiento económico dado su estado embrionario.

Os pido un poco de paciencia en la lectura de este artículo pues lo acompaño de datos e imágenes bastante impactantes.

Considero, al igual que lo ha hecho Cárpatos en reiteradas ocasiones, que con toda probabilidad los datos proporcionados por China no son del todo veraces.Si en democracias consolidadas hemos visto como se maquillan las cifras no me quiero imaginar lo que se puede hacer en un régimen oscurantista como es el de China.

Pero para este artículo partiremos de la premisa, como no puede ser de otro modo, que todos los datos son veraces.

Tomando como referencia las opiniones vertidas en el blog Balance Junkie que cita a autores como John Auther, Jim Chanos y James Quinn voy a intentar sintetizar los datos que señalan la evidencia de una burbuja que, por ahora inmobiliaria, puede arrastrar a todo el mercado en su conjunto:

En la actualidad China es el gran motor económico mundial y su estado de salud está dirigiendo a toda la economía en su conjunto. Recordad que la caída en el índice bursátil de China, conocida como "La Sorpresa de Shangai", fue la primera que indicó problemas en los mercados de capital en febrero de 2007. John Auther sostiene que ahora podemos considerar a China como "el canario en la mina de carbón" que nos anuncia con antelación los peligros. El más mínimo endurecimiento en la política monetaria de Pekín podría provocar una caída en las materias primas y productos básicos.

Jim Chanos ha estudiado las matemáticas y números que subyacen tras los bienes raíces en China y sostiene que, simplemente, no tienen el más mínimo sentido:

   a)Demasiado deprisa: En 2009 China se había embarcado en 30 millones de pies cuadrados de nueva construcción con la mitad de ese volumen asignado a oficinas.

    b) 60% del PIB: La construcción representa el 60% del PIB Chino en comparación con sólo el 5% de las exportaciones. Chanos dice que eso lo hemos visto antes: Dubai hace un par de años, Tailandia e Indonesia durante la crisis asiática de finales de los 90, y Tokyo en 1989.

   c) Ciudades vacias: Hay, literalmente en China, ciudades completas de edificios vacíos de viviendas, oficinas y centros comerciales. Muchos de los propietarios son inversores no residentes. Los habitantes de las zonas rurales no pueden acceder a esas viviendas a no ser que se produzca un fuerte ajuste de los precios. Mirad el siguiente video impactante para ilustrar lo que comento:

3º James Quinn escribió en agosto un artículo llamado "China: la madre de todas las burbujas" donde dice que China tiene 65 millones de unidades construidas vacías. En algunos complejos hay más de 2100 tiendas sin ocupar. Nos muestra el siguiente gráfico donde se compara el valor de la vivienda residencial en comparación con el PIB de los EEUU, Japón y China:

Un informe de HSBC muestra que las medidas del Gobierno Central para frenar la especulación no han surtido efecto alguno.

No hay burbuja hasta que explota.

Es muy legítimo negar una burbuja hasta que esta no explota pero eso no es realista. Además el hecho de que no explote en el futuro inmediato no niega su condición de burbuja.

Un estudio del FMI ha dicho que los precios en Shenzhen,Shangai, Pekín y Nanjing están "cada vez más desconectados de los fundamentales".Los precios son 22 veces la renta disponible en Pekín y 18 veces en Shenzen, en comparación con los 8 de Tokyo. La burbuja de EEUU estalló cuando alcanzó los 6,4.

La relación precio-alquiler en ciudades del este de China ha aumentado más del 200% desde el 2004.

Diana Choylera, de Lombard Street Research, dice que China está intentando continuar el juego como si nada hubiese ocurrido. No se atreve a subir  los tipos de interés de forma contundente para desinflar la burbuja porque generaría una gran morosidad en el sistema bancario. Esta pescadilla que se muerde la cola impide tomar medidas severas.

Es muy probable que en esta década el crecimiento de China quede reducido al 5%. Cualquier país envidiaría ese crecimiento pero para China supondría una reducción del 50%.Es inimaginable que una reducción de crecimiento de ese tamaño no vaya a tener un efecto directo sobre las materias primas y los mercados mundiales.La historia muestra que las burbujas pueden durar mucho tiempo y es muy complicado aprovecharse de ellas sin cometer errores: o te sales con mucha antelación y no participas en las ganancias potenciales o te quedas hasta el final y pagas las consecuencias.Pero debemos estar muy atentos a los próximos movimientos de las autoridades Chinas y la reacción de los mercados.

Os dejo estas palabras de Albert Edwards:

       "Estoy convencido de que estamos presenciando una burbuja de pro-

        porciones épicas que estallará al igual que lo hicieron las burbujas de

        mediados de los 90. No hacer caso de los indicadores corre de su

        cuenta y riesgo".

Prometo escribir en las próximas semanas otro post con argumentos que sostienen que las tendencias actuales indican que China puede mantener tasas de crecimiento del 8 al 10% durante los próximos 10 años. De esa forma no se podrá decir que he hecho un estudio con un sesgo determinado. Pero eso.....será otro artículo para los que creen que no hay burbuja todavía.

P.D: Espero que alguien haya llegado al final de este post sin haber sucumbido al sueño.