Como muchos de vosotros ya habéis publicado este Sábado el diario económico "Cinco días" dedicó un espacio en portada e interior a nuestro proyecto colectivo de Sicav. Bajo el título "¿Y si montamos una Sicav?" el periodista Miguel Mendieta (@mmmendieta en twitter) realizó una aproximación a la génesis y evolución del proyecto Incubadora de Gestores.

La noticia fue publicada posteriormente en el portal convirtiéndose en la segunda noticia más leída del fin de semana mostrando que el tema suscita interés.

 

Adjunto el artículo en versión papel para aquellos que quieran leerlo:

 

Ese mismo sábado el diario "El Economista" también publicó en portada e interior la historia de este vehículo de inversión colectivo con el título " Ya está en marcha la primera Sicav creada a través de las redes sociales"de la periodista Arantxa Rubio ( @Aran_R en twitter).

En el portal fue publicada enl mismo sábado.

Quiero agradecer a estos dos medios la cobertura que ha dispensado a esta iniciativa. Como hemos dicho en reiteradas ocasiones la constitución de un instrumento de inversión colectiva es una gran carrera de obstáculos tanto por los requerimientos de capital como por cuestiones legales y burocráticas. Los casi 450 socios de la futura Sicav estamos logrando algo muy importante en la industria con paciencia, tesón y profesionalidad.

La verdadera culminación de este proceso será cuendo nuestra Sicav obtenga la aprobación definitiva y podamos lanzar la primera orden al mercado.

Gracias a todos por hacer este sueño realidad y a ambos periodistas (Miguel y Arantxa) por transmitir esta iniciativa.

P.D: en el momento de escribir esta líneas ya somos 441 socios fundadores con un capital cercano a los 3.800.000€. Nuestro objetivo antes de la constitución definitiva es alcanzar los 500 scios y 4 millones de euros. Ya estamos muy cerca. Gracias!!!

Actualización de 26 de junio: Hoy la periodista Belén Carreño, en elDiario.es ha citado expresamente a nuestra iniciativa como un caso excepcional en el que la constitución de una Sicav no proviene de un sólo patrimonio o grupo familiar sino de un gran grupo de inversores.