AntonioSG

ESPAÑA.

Indra, análisis fundamental


Escrito 13 May

Indra Sistemas, creada como tal en 1993 pero con orígenes en 1921, es hoy en día una multinacional líder en el sector de las tecnologías de la información. Está presente en más de 110 países a lo largo de los cinco continentes, con especial importancia en Latinoamérica, contando con más de 31.000 trabajadores y 150 partners.

Está presente en el sector Telecomunicaciones, dando servicio a 3 de las 10 mayores operadoras del mundo; en Servicios Financieros, gestionando servicios a los principales entidades financieras Españolas; Administraciones Públicas y Sanidad, con distintos servicios principalmente en España y Latinoamérica; Energía e Industria, proporcionando soluciones a más de 140 compañías de todo el mundo; Transporte y Tráfico, gestionando entre otras cosas más de 1.200 instalaciones aéreas en 90 países; y en el sector Seguridad y Defensa, vigilando más de 3.400kms de frontera en todo el mundo.

Su situación financiera se podría catalogar de saludable, presentando unos ratios de solvencia que no dejan de mejorar en los últimos ejercicios. Posee un fondo de maniobra positivo que en los cuatro últimos ejercicios ha aumentado un 141%. El Acid Test también nos arroja un resultado positivo, pues el peso de las existencias en el balance de la empresa es bastante pequeño. La nota negativa se la lleva el ratio de tesorería, que aunque ha mejorado un 300% en los últimos cuatro años, la empresa no podría cubrir ni en un 9% la deuda a corto plazo con el líquido de la empresa.

El nivel de endeudamiento de la empresa, aunque no es bajo, se mantiene en unos límites saludables: el 65% de la estructura financiera corresponden a recursos ajenos, principalmente a acreedores comerciales a corto plazo. Su activo real, es decir, su activo menos el valor del fondo de comercio no tiene problemas para superar el valor del total de la deuda. Mientras que la deuda a corto plazo ha crecido en un 7% en los últimos ejercicios, la deuda a largo plazo lo ha hecho en un 161%, representando aun así sólo el 20% del total de la deuda, lo cual no es mal síntoma.

En cuanto a su cuenta de resultados, el grupo no parece haber notado la crisis en exceso: su cifra de negocios ha experimentado un crecimiento ligero pero constante en los cuatro últimos ejercicios del 18%,  ascendiendo la cifra a 2.557 millones de euros. El resultado del ejercicio también ha crecido en el mismo periodo un 21%, ascendiendo a 187 millones de euros, aunque no lo ha hecho de manera constante ya que experimenta una caída con respecto a 2009. Al no haber cambiado el número de acciones de la empresa, el beneficio por acción ha aumentado en el mismo porcentaje, hasta los 1,16€. El ratio de Pay Out en los últimos cuatro ejercicios sitúa en torno al 55%, habiendo por tanto crecido los dividendos desde los 0,5€ brutos por acción correspondientes al ejercicio 2007 hasta los 0,68€ correspondientes al ejercicio 2010.

Tomando el precio de cotización del día 13 de mayo de 2011, fecha en que se escribió este texto, en el que las acciones cotizaban en torno a los 15,6€, nos saldría un PER de 13 y una rentabilidad por dividendos del 4%. Los objetivos para la empresa en 2011 son bastante moderados, ya que solo pretenden aumentar las ventas en un 2%

Más en valorcontable.com


Comentarios