Decían que las caídas iban a a aparecer cuando menos se esperaban. Pues parece que ha sido así. Quien podía esperar que estando el mercado cerrado por acción de gracias, las bolsas iban a empezar a caer con fuerza. Aunque algunos analístas técnicos advertían de dobles techos, lo cierto es que la chispa ha saltado por la lado menos esperado. Los impagos han llegado a medio-oriente. La burbuja inmobiliaria de medio oriente era de sobra conocida, sin embargo todo el mundo confiaba en el petróleo para pagar los créditos al ladrillo. Pues parece que no va a ser así. El emirato de Dubai (que no tiene pretoleo) ha dicho que no va a pagar nada en los próximos 6 meses como mínimo y el pánico a vuelto a las bolsas.
Empieza a haber correcciones por todas partes: acciones, divisas, materias primas. El tsunami no ha hecho mas que empezar. Ayer las bolsas cayeron casi un 3%. Hoy el hueco bajista será cercano al 3%. A ver dónde y cuando termina este tsunami.