Entre las posibilidades que tienen los clientes con Grupo Avanza esta la posibilidad de poder firmar un préstamo de capital privado en forma de hipoteca para con ello cancelar el préstamo hipotecario anterior.

Te explicamos en este artículo cuando recomendamos en Grupo Avanza hacer uso de esta opción la cual no debería de ser una opción para todos los clientes.

No debería de ser una opción porque no en todos los casos está justificado el uso de los préstamos de capital privado para cancelar una hipoteca ya existente.

Solo en operaciones concretas se puede llevar a cabo prácticas de este tipo siendo además lo que te vamos a explicar a continuación.

En nuestra opinión como cliente solo deberías de plantearte cancelar una hipoteca con otra hipoteca cuando tienes el préstamo impagado o bien cuando deseas cambiar de acreedor.

Porque no todos los clientes tienen una hipoteca impagada, los hay también que lo que desean es firmar una hipoteca nueva para cambiar de acreedor.

Hay razones más que justificadas que explican el porqué un cliente puede querer cambiar de préstamos hipotecario.

Puede pasar que la relación entre la financiera acreedora y el cliente no sea la mejor, puede pasar que el cliente quiera mejorar las condiciones de su hipoteca...

Razones hay muchas siendo además una decisión que toma el propio cliente y que ha valorado previamente al solicitar una nueva hipoteca.

En el caso de tratarse de una hipoteca impagada es evidente que el motivo está más que justificado teniendo además que hacer las cosas bien los clientes si no quieren perder tiempo.

Porque cuando hablamos de préstamos hipotecarios impagados la misión de cualquier cliente tiene que ser la de intentar reducir los tiempos de tramitación de manera que el importe de hipoteca no vaya incrementadose que es lo que pasara por los intereses de demora, gastos de reclamación.

Ninguna financiera quiere tener que llegar a ese punto, ahora bien, si no le queda opción para poder recuperar su capital es lógico que al final tengan que ejecutar.