Entre los gastos existentes en la firma de los préstamos de capital privado esta la comisión de apertura. En Grupo Avanza queremos hoy hablar acerca de esta comisión y de cómo es aplicada por parte de las financieras privadas. Deciros también que todos los préstamos de capital privado tiene tanto comisiones de apertura como comisiones de intermediación.

Quiero insistir en ello porque hemos visto como unos pocos clientes exigían firmar los préstamos sin que se les aplicara ninguna comisión, como te puedes imaginar estos clientes siguen aun hoy después de varios meses sin encontrar la financiación que necesitan.

Es más, aquí en Grupo Avanza sabemos que estos clientes da igual el tiempo que pase, no conseguirán firmar ningún préstamo en donde solo se pague intereses sín que la financiera aplique ninguna comisión por la firma del préstamo.

¿Qué es la comisión de apertura?

La comisión de apertura en el capital privado es la comisión que aplica la financiera por la firma del préstamo y la cual se suele llevar el propio inversor o prestamistas particulares que ha firmado el préstamo.

Es decir, es una comisión que aumenta la rentabilidad de la inversión del inversor lo cual provoca que tenga interes en definitiva en prestar el dinero.

¿En cuánto suele estar la comisión de apertura?

Eso depende, nosotros hemos visto operaciones de préstamos donde la comisión aplicada por parte de la financiera va desde el 5% hasta el 10%. Hay de todo siendo diferente ya no solo en cada financiera sino también en cada operación de financiación firmada.

Asi como en una operación de préstamo realmente buena la financiera puede poner una comisión de apertura del 5% en una mala o regular se puede poner una mayor comisión.

De hecho es lo habitual, las operaciones bonificadas al 5% suelen ser las menos.

Para finalizar me gustaría decir que la comisión de apertura no es cosa solo de los préstamos de capital privado, las entidades bancarias son las primeras financieras que aplican comisiones de este tipo con lo que no debería de sorprender a nadie a estas alturas.