En la tramitación de préstamos rápidos el importe solicitado por los clientes marca la diferencia muchas veces entre si el préstamo sale o no aprobado.

Sobre todo en los préstamos sin aval es donde mejor se refleja esto que acabamos decir pues los clientes muchas veces tienen la costumbre de tramitar el mayor importe que la financiera les ofrece no dándose cuenta estos de que haciendo esto se están perjudicando a sí mismos.

Da igual si la financiera te da opción a tramitar 5000€ sin aval tramitados en menos de un día, si lo que necesitas son 1000€ no pidas más pues luego igualmente tendrás que devolver dicha cantidad.

Las cosas son asi de simples, limítate como cliente a solicitar lo que necesitas y las cosas en la tramitación de préstamos te irán mucho mejor.

Es algo que además no solo decimos nosotros, cualquier experto o asesor financiero te dirá lo mismo.

Además, una cosa que se repite con frecuencia es ver como los clientes en la tramitación de préstamos siempre buscan lo máximo a necesitando el dinero.

No solo en los préstamos sin aval, también en los de con aval.

¿Cómo sabemos esto?

Lo sabemos porque tan fácil como poner en el mercado un préstamo de por ejemplo 3000€ para comprobar como de repente todos aquellos clientes que antes estában solicitando cantidades más pequeñas de dinero de repente se ponen a solicitar todos 3000€.

Al hacer esto la financiera lo que hace es considerar que los clientes simplemente están solicitando el mayor importe que pueden de ahí que les denieguen la operación.

El tramitar un importe elevado en forma de préstamos no es problema para Grupo Avanza, el problema aparece cuando el cliente pide la cantidad que pide no porque la necesita sino porque es la cantidad máxima que puede dar la empresa.

Y eso es lo que no entendemos ni aceptamos pues a la financiera le da la sensación de que a los clientes no les preocupa la devolución del préstamo sino solo tener el dinero disponible.