Los llamados como préstamos entre familiares perteneciendo esta financiación dentro del grupo de los préstamos entre particulares tienen cosas buenas pero en mi opinión son los aspectos negativos los que verdaderamente marcan a esta financiación.

Si te fijas casi ningún experto recomienda hacer uso de estos préstamos habiendo además razones más que de sobra para explicar esto.

A pesar de las cosas buenas que pueden aportar si se hacen las cosas bien lo habitual es que no se hagan de esa manera.

Personalmente solo habría un tipo de situación por la cual en Grupo Avanza se podría recomendar esta opción.

Y es en aquellos casos donde quien presta el dinero a un familiar está dispuesto a  perder todo el capital si fuere necesario no viendo perjudicada la relación familiar entre las partes.

Si prestas un dinero y consideras que en caso de impago puede haber problemas familiares es mejor que no realices ningún crédito.

De la misma manera recomendamos por cierto en los préstamos con amigos y demás personas.

No es lo mismo hacer un préstamo entre gente conocida y con la cual tenemos buen trato que con una financiera externa  la que solo vemos como una organización o empresa dedicada a prestar dinero.

Hay que tener en cuenta esta diferencia de trato en el día a día pues además es muy importante.

El gran problema de los préstamos entre familiares es por estadística pues un porcentaje importante de ellos acaban en disputas familiares algo que no creo nadie quiera.

Generalmente cuando se da es entre familiares no de primer rango sino de segundo y tercero.

Por ejemplo, entre primos, familiares lejanos…

Entre familiares del mismo grupo es difícil que esto ocurra entre otras cosas porque aquí cuando alguien se presta dinero entre si lo hace a fondo perdido sabiendo de antemano que es posible que luego el dinero no lo recupere.

Y si el dinero no lo recupera suele ser porque el familiar al que se le ha prestado no puede hacer la devolución.

Es por eso que en la realización de préstamos entre familiares los expertos siempre recomiendan lo mismo, solo presta aquello que estés dispuesto a perder y nada más.

También será necesario una vez vayamos a ver el préstamo entre personas el tener claro la facilidad existente.

Porque aun siendo un crédito entre familiares estos tributan de la misma forma que el resto de financiación.

En ese sentido podemos hacer las cosas de diferentes maneras, nuestra recomendación es que pongas el tipo de interés no al 0% sino por lo menos el mínimo legal del dinero.

Lo digo porque cuando se hace al 0% el estado puede considerar que se trata de una donación intentando en consecuencia hacerte pagar por ello.

Y a nivel fiscal es mucho más barato hacer un préstamo de este tipo que no una donación de ahí que sea aconsejable poner el tipo mínimo legal del dinero y ya está.

En nuestro caso si tuviéramos que elegir siempre escogeríamos opciones de financiación externa dejando esta opción como última a llevar a cabo.