En la solicitud de préstamos rápidos es habitual que haya clientes que piensen que al no tener ingresos en forma de nomina o pensión no tienen acceso a la financiación cuando no es así.

Es verdad que habrá un determinado tipo de préstamos a los que no tendrán acceso siendo estos los préstamos sin aval, pero por otro lado estas también los préstamos con aval donde el no contar con ingresos demostrables no tiene porque ser algo necesario.

Que decir tiene que desde el punto de vista de la financiera lo ideal siempre es que aquí el cliente cuente con ingresos pues de esa manera será todo mucho más fácil, ahora, tienes que saber que los préstamos de capital privado también permiten la tramitación aun cuando el cliente no tenga ingresos que pueda demostrar.

Esto es así ya que la financiera lo que hace es hacer el estudio del préstamo teniendo en cuenta lo que dice el cliente.

Si el mismo dice que puede pagar hasta una cuota de 200€ con independencia de si tiene o no ingresos nosotros así lo creemos.

¿Por qué entonces en los préstamos sin aval no se permite tramitar préstamos cuando no se puede demostrar ingresos?

La razón es muy sencilla, en estos segundos casos aquí el cliente no avala con nada con lo que en caso de impago la financiera se quedara sin cobrar.

En los préstamos con aval por el contrario el riesgo es el mismo que en los préstamos personales con ingresos en forma de nomina o pensión ya que hay garantías de por medio.

A eso hay que añadir el hecho de que a las financieras no les interesa ofrecer a sus clientes préstamos sin aval para todo tipo de situaciones pues entonces nadie tramitaría préstamos con aval.

Y eso aun teniendo en cuenta que muchos clientes aun a pesar de disponer de avales prefieren tramitar sin garantía de por medio.

Algo solo posible para aquellos que pueden aportar nomina o pensión a la operación pues hasta los autónomos a pesar de disponer de ingresos demostrables se están encontrando con problemas a la hora de conseguir la financiación.

www.prestamos-rapidos.es