¿Conoces las diferencias entre los préstamos hipotecarios privados y bancarios?

 Si no lo sabes a continuación desde Grupo Avanza vamos a explicarte algunas de sus diferencias así como algunas de sus similitudes.

 No existe un préstamo mejor que otro en ese sentido, más bien existe un préstamo mejor según el tipo de situación financiera por la que este atravesando el cliente. Es por eso que es imposible afirma cual es mejor, de hecho solo pueden ser comparados en algunas funciones, no en todas pues en muchos casos su público objetivo es diferente.

Así como en los bancos su público objetivo a nivel de préstamo hipotecario son principalmente todas aquellas personas que desean comprar un inmueble en la financiación privada(hipotecas privadas) quien acude a ellos son personas que necesitan liquidez urgente para resolver alguna situación comprometida como puede ser salir del asnef, cancelar deudas o bien simplemente porque necesita dinero rápido.

Digamos que los préstamos de capital privado son mucho más flexibles que los préstamos bancarios no filtrando tanto a sus clientes mientras que los préstamos hipotecarios bancarios solo son aptos para determinados tipo de clientes.

Que decir tiene que por banco no podrán acudir todos aquellos que tengan algún "problema" a nivel financiero. Es decir, con tan solo estar en algún registro de morosidad por muy solvente que puedas ser es muy posible la entidad bancaria rechace tu operación de crédito. Esto en cambio no pasa con el capital privado.

En cuanto a las condiciones de las hipotecas las bancarias siempre van a tener mejores condiciones que las hipotecas privadas tanto en tipos de interés como en importes concedidos según tasación.

 No obstante, el tema del importe concedido según tasación es un tema del cual se podría debatir.

Un banco puede dar actualmente hasta el 70% del valor de tasación sobre la propiedad pero además aparte suelen exigir otros avales. 

Si sumáis el valor de ambos avales podréis comprobar como los porcentajes de concesión no son tan diferentes a los del capital privado el cual no suele superar el 30% del valor de tasación pero en cambio usan solo un aval.

En resumidas cuentas, los préstamos hipotecarios privados se usan sobre todo para resolver situaciones complicadas mientras que los préstamos bancarios se usan para comprar inmuebles o para necesidades de financiación de empresas.

www.prestamos-rapidos.es