Si en la parte 1 hablamos sobre algunos de los préstamos privadosmás conocidos que hay en el mercado como son los préstamos de capital privado en este nos vamos a centrar en el segundo préstamo privado por excelencia en el mercado que no es otro que el de los microprestamos.

Esta forma de financiación también forma parte de la financiación privada para sorpresa de muchos clientes. Y es que en estas financieras quien realiza los préstamos no es un banco sino que es una financiera. De hecho también hay microcréditos los cuales son gestionados directamente por particulares (inversores) o empresas dedicadas a ello.

La principal característica de este tipo de préstamo esta en la rapidez con la que se tramitan. Estos préstamos no es que sean los créditos más rápidos del mercado dentro de los préstamos privados sino que son los más rápidos en general.

Ningún otro préstamo puede tramitarse en 5 minutos y tener respuesta incluso en un par de minutos. Ninguno.

¿Porque son tan rápidos estos préstamos?

Básicamente lo son por la mínima documentación que solicitan al cliente haciendo del estudio de la operación algo sencillo y rápido. Si comparamos la documentación que suelen solicitar las entidades financieras convencionales en comparación con las estas empresas de dinero rápido podemos entender esta diferencia de velocidad.

Las empresas dedicadas a lo microcréditos exigen en cuanto a documentación el DNI por las dos caras y la cartilla bancaria. Con esas dos cosas el cliente ya puede realizar un préstamo.

En cuanto a la facilidad de obtención también hay que reconocer que son un tipo de financiación bastante más fácil de conseguir que la habitual. En circunstancias normales si el cliente no se encuentra en ningún registro de morosidad como lo puede ser el asnef y tampoco tiene demasiados préstamos firmados, aunque tenga unos ingresos pequeños es muy posible que le sea aprobada la operación de crédito.