En los préstamos de capital privado a veces pasa que los clientes tienen que conseguir si o si una determinada cantidad de dinero.

En Grupo Avanza te vamos a explicar una opción intermedia en caso de que la financiera te apruebe el préstamo pero con el dinero no consigas justo la cantidad que necesitas.

La solución que te estamos proponiendo es muy sencilla, si necesitas una determinada cantidad y la financiera solo llega por ejemplo al 80% de lo que necesitas ¿Tienes tú la diferencia?

Te pongo un ejemplo muy claro en donde se ve la necesidad por parte de un cliente de conseguir una determinada cantidad de dinero.

Cliente tiene una hipoteca de 19 000€ la cual desea cancelar. La financiera le aprueba un préstamo de 20 000€ pero estando los gastos incluidos esto significa que al cliente le quedaría como máximo alrededor de unos 15 000€.

Y claro, ante esta situación la financiera no puede firmar el préstamo pues aunque le da 15 000€ todavía seguirán 4000€ sin ser cancelados y por tanto la operación de préstamo no podría salir.

Para evitar esta situación la opción que damos a los clientes es que el cliente ponga la diferencia, en este caso los 4000€ que harían falta para cancelar dicha hipoteca.

No en todos los casos puede plantearse pues a veces los clientes no tienen  ningún dinero, pero en esos casos el cliente se quedara sin opción de financiación.

Porque no estamos hablando de la típica operación en donde el cliente puede querer una cantidad y luego sin embargo aceptar una cantidad menor de dinero, estamos hablando de operaciones en donde si o si es necesario llegar a una cantidad determinada.

En estos casos si la financiera no consigue cancelar la hipoteca es evidente que no sería posible la firma de la operación ya que para eso se consideraría un préstamo en segundo rango y no son muchas las financieras que pueden aceptar tramitar el crédito bajo esas condiciones.

¿Qué te parece la opción que te damos en Grupo Avanza?