KO ha vuelto a presentar unos resultados excelentes este trimestre. Ya sabéis que es una de las compañías favoritas de mi cartera: no es expectacular pero si muy consistente y tiene un margen bruto del 67% de su facturación; el beneficio operativo es el 30% de las ventas.

Además sigue creciendo (crecimiento en volumen del 5% en el trimestre), y con buen control de costes: el cash flow operativo acumulado ha aumentado un 15% en el año. Tiene mucha caja y va a volver con la recompra de acciones.

Parece cara (PER 16), pero crece y aumenta los dividendos todos los años, por lo que debe seguir creando mucho retorno para los accionistas.