Analisis Tecnico o fundamental, value investing, intra-dia, swing trading, scalping, mejores o peores inversiones, sicav, gestores profesionales, aficionados, inversores o especuladores, cisnes negros, gacelas.....
Estos son solo algunos de los cientos de términos mas utilizados en toda discusión sobre Bolsa que se precie, casi nunca entro en ninguna discusión de este tipo o al menos trato de evitarlo, siempre pienso al leer estas disquisiciones en la frase popular china.
"Que mas da que el gato sea negro o blanco lo que importa es que cace ratones".
Para quien quiera conocer un método de inversión simple y sencillo, con mas de cien años de antiguedad, les copio el que se cita en la Biblia de los "Seguidores de Tendencias".
"Recuerdo a Pat Hearne. ¿Has oído alguna vez hablar de él? Pues bien, era un conocido deportista y tenía una cuenta con nosotros. Un muchacho inteligente y con nervio. Hizo dinero con las acciones, y esto hizo que la gente le pidiera consejos. Él nunca daba ninguno. Si de pronto le preguntaban su opinión sobre el ingenio de sus operaciones, él siempre respondía con su máxima favorita: "No se puede saber hasta que se apuesta."
 Operaba en nuestra oficina. Compraba cien acciones de un valor activo, y cuando subía en un uno por ciento, compraba otras cien. Sí volvía a subir otro punto, volvía a comprar otras cien; y así sucesiva mente. Acostumbraba a decir que no estaba jugando a este juego para hacer dinero para los demás y, por lo tanto, ponía una orden de stop de pérdida un punto por debajo del precio de su última compra. Cuando el precio seguía subiendo, él simplemente movía su stop con el precio. En una reacción del uno por ciento, se habría detenido. Decía que no le veía ningún sentido a perder más de un punto, tanto si venía de su margen original como de sus beneficios en papel.
Un jugador profesional no busca grandes ganancias a largo, sino dinero seguro. Por supuesto, los grandes beneficios, a largo, son buenos cuando surgen. En el mercado de valores, Pat no estaba buscando consejos, pronósticos o avances de veinte puntos semanales, sino dinero seguro en cantidad suficiente como para proporcionarle un buen nivel de vida. De todos los extranjeros que he encontrado en Wall Street, Pat Hearne era el único que veía en la especulación un simple juego de azar, como el faro o la ruleta, y que, sin embargo, tenía el sentido común de aferrarse a un método de apuestas relativamente seguro".
Recuerdos de un operador de acciones. Edwing Lefevre.