Por primera vez en seis sesiones, los precios del oro han alcanzado esta mañana los 1.306 $/oz, pero la subida ha sido frenada en la sesión de Londres a medida que las bolsas mundiales subían, a pesar de haber nuevas tensiones y violencia cerca de la frontera rusa con Ucrania.

Grafica del precio del oro

La prensa de Kiev ha informado de un ataque a un minibus así como del ataque con disparos al alcalde separatista de Kharkiv, que se encuentra en estado crítico.

Estados Unidos ha impuesto hoy sanciones económicas sobre 7 oficiales rusos y 17 empresas, alegando que quiere presionar a Moscú para que implemente el plan sobre Ucrania que se acordó en Ginebra este mes.

"Las tensiones geopolíticas en Ucrania siguen dando soporte" a los precios del oro, según reconoce Commerzbank.

Sin embargo, datos recientes muestran que los fondos de cobertura y otros especuladores están recortando sus apuestas alcistas sobre futuros de oro, llevándolos a mínimos de diez semanas.

La semana pasada los flujos de salida de ETFs (fondos cotizados) de oro "fueron marginales", agrega el banco alemán.

El oro cerró la semana pasada más alto que la anterior, pero según analistas de UBS, la demanda física de oro sigue siendo floja. A pesar de haber sido considerado un "refugio" tras las tensiones en Ucrania, no ha emergido una fuerte demanda a los niveles actuales.

El precio del oro en Shanghái se ha mantenido a un descuento de 87 centavos de dólar la onza sobre el precio de referencia mundial. Esta semana que comienza es la décima semana de descuentos, algo que no había ocurrido antes.

"Por el momento, parece que China está bien abastecida", comentan desde la sede de Heraeus en Hanau.

Las importaciones de oro a China vía Hong Kong cayeron en marzo un 25% desde el nivel récord de febrero, según datos publicados hoy. Sin embargo, la cifra de 85 toneladas es solo ligeramente inferior a la media anual récord de 2013.

De cara a esta semana, habrá que estar pendientes de la reunión de la Fed el miércoles y de las nóminas no agrícolas publicadas el viernes, que podrían "provocar cierta volatilidad en el mercado del oro", tal y como explica el analista de Mitsubishi, Jonathan Butler.