El precio del oro ha caído hasta los 1.363 dólares la onza pasado el mediodía de Londres, un 2,3% por debajo del máximo del lunes después de que el régimen de Al Assad en Siria aceptara el plan respaldado por Rusia de entregar sus armas químicas a la comunidad internacional.

Según los analistas, con el precio del dólar también cayendo a mínimos de tres semanas, los nuevos titulares sobre Siria seguirán en el punto de mira.

"El declive del precio del petróleo está generando una resistencia a corto plazo para el oro", dice el equipo de commodities de Standard Bank.

Las bolsas europeas han subido hoy con fuerza, con el IBEX-35 español avanzando más de un 1,5% durante la mañana y la prima de riesgo cayendo por debajo de la de Italia por primera vez desde marzo de 2012.

La rupia ha caído a mínimos de dos sesiones después de que datos comerciales mostraran que las importaciones de oro cayeron y las exportaciones subieron durante agosto.

Las primas sobre el precio de  inversión en oro en los mercados asiáticos han seguido cayendo desde los máximos de principios de verano.

En el mercado de futuros, el volumen en el Comex fue de la mitad de la media, según datos de Reuters.

El gigante SPDR Gold Trust, el mayor ETF de oro, liquidó dos toneladas de oro en lunes pero se mantiene ocho toneladas por encima de sus mínimos de cuatro años y medio del mes pasado.

De cara a la reunión de la Fed de la semana que viene, "el tapering  de entre 10.000 a 15.000 millones de dólares ya se ha tenido en cuenta", se lee en una nota de Bank of America-Merrill Lynch. "Pero si la Fed recorta por menos o retrasa el tapering, los precios del oro podrían experimentar un rally en el corto plazo".