La Caixa ha iniciado la comercialización del Depósito Madrid 2016, un nuevo depósito a plazo con el capital garantizado y una rentabilidad variable que, como novedad, ofrece un 1% adicional si Madrid se convierte en sede olímpica en el año 2016. Además de las conocidas hipotecas subprime otras de las causas de la crisis financiera a la que aun estamos asistiendo han sido los productos creados por la ingeniería financiera: derivados, futuros, depósitos estructurados... El deposito que comercializa La Caixa es uno de ellos, la rentabilidad del 5% está condicionada a un euribor bajista y una rentabilidad extra del 1% a que Madrid sea sede de los JJ.OO. de 2016. Esto último no es más que especulación en estado puro, un depósito que se aleja de los cánones de producto financiero de ahorro para convertirse en una auténtica apuesta, como si de una porra se tratase. Quede constancia mi crítica hacia la especulación implícita en el diseño del depósito y no hacía el apoyo que pretende dar La Caixa a Madrid como sede de los JJ.OO. de 2016. Pero creo que hay otras formas de patrocinar eventos y no haciendo uso de la especulación financiera. De seguir por esta senda... ¿por qué no un depósito que de una rentabilidad X si la Selección Española gana el próximo mundial? Ahora ya estoy curado de espanto. Es la codicia, la especulación y el uso indebido de la ingeniería financiera lo que nos ha llevado a vivir la mayor de las crisis financiera conocida, con unas repercusiones que ya son conocidas por todos. Lo triste, que parece ser no se ha aprendido nada y se vuelve a jugar con las rentabilidades como si la vida real de un Monopoly se tratase. Mientras tanto, la autoridades sin hacer nada al respecto... pero ¿qué autoridades? el Banco de España o Loterías y Apuestas del Estado.