CarlesEscolano

Socio fundador de una plataforma que permite a personas individuales prestar dinero a PYMEs

Barcelona. Barcelona. ESPAÑA.

La inversión socialmente responsable y el crowdfunding


Escrito 25 Apr 13

LA INVERSIÓN SOCIALMENTE RESPONSABLE Y EL CROWDFUNDING

24 de abril de 2013

Ya desde antes del comienzo de la crisis en la que vivimos inmersos, sumergidos, empezaron a aparecer alternativas de inversión para particulares que iban más allá del simple retorno financiero e incorporaban aspectos sociales y/o medioambientales. Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) que sostienen nuestra economía siguen siendo ampliamente excluidas de estas alternativas.

Inicialmente fue la banca ética (con entidades como Triodos o cooperativas de crédito como FIARE) la que ofrecía productos de ahorro que, con rentabilidades algo menores, financiaban determinados tipos de empresas (cooperativas, empresas de inserción laboral) o sectores (energías renovables, asistencia social, etc.). Como se puede ver, un amplio espectro de sectores de la economía productiva (pequeñas industrias, tiendas, etc.) y tipos de empresas quedan fuera de su ámbito de actuación.

A medida que la demanda de estos productos de inversión crecía, apareció el concepto de Inversión Socialmente Responsable. Se trataba de invertir en empresas que hacían negocio y ofrecían un retorno atractivo a sus accionistas pero sin perjudicar a su entorno (trabajadores, comunidad, medioambiente, etc.). De nuevo, las PYMES (y los pequeños inversores) no podían acceder a este mecanismo: las inversiones se realizan normalmente a través de fondos de inversión que invierten en empresas cotizadas en bolsa y el mercado español de la inversión responsable está dominado por grandes inversores institucionales que representan el 97 % de los activos gestionados.

Más recientemente ha aparecido el concepto de inversiones de impacto ( Impact Investments). Las inversiones tienen un claro objetivo social y/o medioambiental (p.ej. acceso al agua, la vivienda, educación, etc.) pero el inversor espera recuperar el capital invertido (normalmente para poder financiar otros proyectos). Es un modelo cada vez más habitual en las grandes entidades filantrópicas o con objetivos sociales (p.ej. fundaciones, asociaciones, etc.) pero de momento fuera del alcance de las personas individuales.

¿Qué aporta el crowdlending a todo este abanico de soluciones?

Principalmente permite al inversor escoger directamente las empresas en las que invertir y establecer la rentabilidad que considere oportuna, priorizando o no los criterios financieros por encima de los sociales o medioambientales. La inversión es directa, es decir, ya no es necesario hacerlo a través de fondos de inversión u otras entidades financieras. Esto no sólo genera menores comisiones de gestión sino también mucha más transparencia.

Además, se puede financiar directamente a pequeñas y medianas empresas en cualquier sector de la economía productiva. ¿Acaso una zapatería o una panadería no son actividades perfectamente legítimas y necesarias? ¿Una sociedad limitada es necesariamente peor que una cooperativa? La transparencia (y la capacidad de decisión) permite que cada persona dé su propia respuesta a estas preguntas y decida dónde quiere invertir.

Siempre queda la pregunta de si es necesario un análisis explícito de la responsabilidad social de las empresas o excluir determinados sectores. Si consideramos el pequeño tamaño de éstas empresas (menos de 50 trabajadores) y la información proporcionada (incluyendo incluso el nombre real de la empresa), creemos que es relativamente sencillo tener una idea del impacto social y/o medioambiental. ¿Qué formas podemos encontrar para ser más transparentes en este aspecto? Sin duda, uno de los retos que tenemos por delante.

Escrito por Carles Escolano, co-fundador de Arboribus.

Puedes acceder a nuestro blog en https://www.arboribus.com/web/blog.html

Comentarios (4)

Luis1 Dermatólogo de Barcelona

25 Apr 13

@CarlesEscolano:


Excelente idea y mejor iniciativa, ya que las ideas no sirven de gran
cosa si no actuamos consecuentemente.


Te deseo la mejor de las suertes en tu proyecto y dale recuerdos de
mi parte a Damian Arroyo.


murleygraves Inversor de valor

25 Apr 13

Excelente artículo. 


Inciciativas interesantes como la de:


http://www.kiva.org


Luego hay cosas más complejas. Como saben en octubre del 2004 hubo
una ley  en Estados Unidos que permitió, por un año, repatriar dinero
off-shore pagando sólo un 5% de impuestos. La idea tenía como objetivo
la creación de puestos de trabajo. De todos los que se apuntaron, un
tercio vino de una sola empresa: Pifzer. ¿Y qué hace Pifzer? Despide
inmediatamente a milies de trabajadores, recompra acciones, el precio
de las acciones sube y el valor de los stock-options de su diirectiva
se dispara. Eso sí, 7 años después la empresa se cotiza más a menos a
esos mismos precios. No digo que esté relacionado en este caso. Pero
la honestidad, a largo plazo, puede ser muy rentable.


Y luego está ese concepto de flexibilidad, que ya depende del
individuo. Buffet lo expresó de una forma vaga, contestando a la
pregunta de un estudiante "Ya no compramos empresas que fabriquen
tabaco, pero compramos supermercados que también venden tabaco"


CarlesEscolano Socio fundador de una plataforma que permite a personas individuales prestar dinero a PYMEs

26 Apr 13

Muchas gracias Luis, le daré recuerdos de tu parte!


Murley, lo de Kiva de hecho es uno de los inicios del crowdlending.
De hecho ahora, debido a la crisis, se trata de no sólo aplicarlo para
canalizar fondos hacia otros países sino también hacia el propio país.


Como indicas, cada uno tiene su forma de entender lo que es
"socialmente responsable", desde entidades
"sociales" hasta Milton Friedman. Lo que creo que es
importante es ser transparente, facilitar los datos, y que cada uno
decida sin que le vendan gato por liebre.


murleygraves Inversor de valor

26 Apr 13

@CarlesEscolano  Además si de momento lo concentraís en España, el
inversor se puede acercar a ver la propia empresa. Parece baladí, pero
es algo que necesitamos en este país, ver! Con la desconfianza que hay
hacía muchas empresas enormes y opacas. Ójala sea un exitazo!


Otra cosa que sería interesante es poder buscaruna fómulas reducir
los costes de compra de género de estas empresas. Establecer algo así
como red para que empresas con negocios similiares puedan comprar más
genero bajando el precio medio por unidad. No sé si es algo que se
hacer normalmente.