Buenos días,

  La semana pasada terminó con un nuevo caso de deuda periférica. Ahora los inversores están totalmente centrados en Irlanda, y el viernes fue un día muy volátil debido a la cantidad de rumores que corrían por las mesas de trading. En definitiva, los mercados están muy inquietos y responden con nerviosismo a cualquier noticia relacionada con las deudas soberanas. Está claro que cuanto antes los países en problemas acepten las ayudas europeas antes se acabarán los problemas de los diferenciales de los bonos soberanos. Según la BBC, la cifra que se baraja para Irlanda oscila entre los 60.000 millones y los 80.000 millones de euros. Mientras se mantenga la incertidumbre el euro seguirá debilitándose favoreciendo a las exportaciones. Veremos cómo evoluciona la semana, pero se prevé que eclipse el resto de noticias macro.

  Durante la noche europea se ha conocido el Producto Interior Bruto de Japón, que ha sido bastante mejor de lo esperado. Lo más positivo ha sido que el gasto del consumidor ha aumentado protegiendo la fortaleza del yen y la desaceleración de las exportaciones. El aumento del consumo ayudará sin duda a que remita la deflación existente, y principal quebradero de cabeza para las instituciones niponas.

  Esta semana será de nuevo llena de datos macro, destacando el gasto del consumidor, la actividad industrial, viviendas e inflación. Además, no hay que olvidarse que las peticiones de subsidio por desempleo de esta semana será el último dato tomado en cuenta para las previsiones de la lectura de empleo de Noviembre. Finalmente, hoy se publicarán las ventas minoristas que podría ser un dato clave para el Producto Interior Bruto, ya que el gasto deberá de acelerarse para que el PIB se mantenga sostenible.