La sorpresiva actuación del Banco Central de Suiza de bajar los tipos de los depósitos al -0.75% y de eliminar la política cambiaria de mantener el EurChf en 1.20 ha descolocado al mercado, y en consonancia este ha reaccionado con volatilidad desatada en los todos los mercados.

Repasando los mercados uno a uno, en la renta variable, esta decisión ha provocado que las bolsas llegaran a bajar en torno a un 2-2,5% después de abrir al alza más de un 1% (por ejemplo: Ibex 35, Dax, etc) y en el caso del SMI, este ha llegado a bajar un 10%. Sin embargo, después de la tormenta desatada, los mercados han recuperado terreno y en el momento en el que escribo esto el Ibex se está dejando un 0.30-0.40% bajando hasta el entorno de los 9800 puntos.

En el terreno de las divisas, con esta decisión el EurUsd ha llegado hasta los 1.1575 aunque ahora vuelve a cotizar en el entorno de 1.17. Pero lo más importante es lo sucedido con el EurChf, ya que este par se consideraba un valor refugio debido a la política del Banco Central de Suiza de mantener el 1.20 como suelo para la cotización de su divisa. Tras la decisión de eliminar esta política el franco suizo ha llegado a cotizar a la par con el euro y ahora mismo está en el entorno de 1.03.

Y como consecuencia en el terreno de las commodities, al perderse uno de los valores refugio de los últimos años, los metales preciosos han subido con fuerza. En el caso del oro ha llegado a tocar los 1260$ por onza cuando estaba en el entorno de 1230 y la plata ha llegado a subir hasta los 17.208  y antes de la noticia cotizaba en 16.71.

Alejandro Carrasco

Asesor Financiero de Conecta Capital