Por A estas alturas todo el mundo ha oído hablar en alguna ocasión de los roboadvisors, asesores de inversión automatizados que permiten construir carteras mediante la inversión en ETF diversificados, ajustarlas, reinvertir dividendos y compensar pérdidas fiscales. Para empezar a funcionar, el roboadvisor “solo” necesita que el inversor defina su edad e ingresos, con cuáles son sus objetivos y su perfil de riesgo.

Segui leyendo en http://conectacapital.com/Blog/?p=1198

 

Andrea Carreras-Candi. Directora de EFPA España

@acarrerascandi