Parece ser que la banca europea ha fracasado. El objetivo de hacer los stress test eran para demostrar la solidez de los bancos y recuperar la confianza de los inversores en los mercados desafortunadamente ha caído en saco roto.

Claramente los inversores han decidido huir hacia el oro que ha vuelto ha alcanzar máximos históricos de casi 1.610 dólares la onza.

Además esta semana la agenda europea parece estar completa, España lanzará al mercado más deuda pública el martes y el jueves que coincide con la reunión de la Eurozona para tratar como pueden los dueños de deuda contribuir al segundo rescate de Grecia una operación que podría acabar en default.

Las acciones de Lloyds Banking Group y Barclays cayeron un 7% después de los resultados de los stress test. Unicredit y Sanpaolo los dos bancos Italianos más grandes cayeron un 6% como el Royal Bank of Scotland. Si nos pusiéramos en el peor escenario los bancos Ingleses la mayor caída bancaria después de Grecia.

Los bonos Italianos han alcanzado el 6% el lunes cerrando el nivel más alto desde 1997. Los bonos españoles alcanzaron el 6,39% (subieron 1% este mes). Sí llegan a alcanzar el 7% habrán alcanzado el nivel de insostenibilidad.

El franco Suizo alcanzó máximo histórico frente al euro 1.1397.