En estos momentos Grecia mantiene sus negociaciones con el Banco Central Europeo para un nuevo rescate mientras que en Atenas se guardan 125 toneladas de oro con un valor de 4 mil millones de euros.

Sí Atenas fuera a vender su oro, el Estado Griego teóricamente debería de poder encontrar al menos parte de las deudas pagadas sin la ayuda de ninguna subvención.

Portugal también tiene amplias reservas de oro aproximadamente unos 13 mil millones que podrían haberlo pasado a dinero en efectivo.

Teniendo en cuenta que el oro se encuentra en sus máximos históricos y lógicamente sería un buen momento en vender parte de las reservas para mantenerse a flote como han hecho otros países como España.