La junta andaluza afirma que las pérdidas son incalculables y que se está estudiando una petición de compensaciones a la UE por culpa de las especulaciones vertidas de la UE.

 Tras las declaraciones de la senadora de salud Cornelia Prüfer-Storcks contra el pepino español países como Alemania, Austria y Finlandia han prohibido el acceso de estos productos en su país. Lo que ha llevado a una propuesta de denuncia por parte de dirigentes políticos españoles ya que se ha manchado la imagen de producción española en base a especulaciones y sin pruebas.

No solo eso sino que Rusia suspende sus importaciones de vegetales procedentes de España y Alemania. Según el director de la Federación Española de Productores y exportadores de Frutas y Hortalizas (FEPEX) se exporta cerca de 200 millones de euros a la semana en hortalizas por lo cual los daños son incalculables.

Por otra parte Alemania ya lleva 14 muertos y 329 casos provocados por la bacteria E.coli.